publicidad

abejaruco

El Abejaruco Europeo (Merops apiaster) es un pajaro de vistoso plumaje se deja ver sobre todo por el centro de la península. Se encuentra en todo tipo de áreas abiertas como campos de cultivo, matorrales o dehesas con sustrato suficientemente blando para la construcción de nidos, y sólo está ausente de las zonas estrictamente forestales y algunas zonas húmeda. Se caracteriza por su cuerpo alargado de unos 28 centímetros y sus llamativas plumas.

La parte inferior del cuerpo es azul; garganta amarilla; castaño y amarillo por encima; cara inferior del ala rojiza pálida. Cuerpo alargado, alas largas y cola rectangular, con el pico largo y curvado. Vuelo distintivo, con aceleraciones “disparadas”, planeos con las alas planas y gráciles giros planeantes.

Malestar Y NocheFederico García Lorca

Abejaruco.
En tus árboles oscuros.
Noche de cielo balbuciente
y aire tartamudo.
Tres borrachos eternizan
sus gestos de vino y luto.
Los astros de plomo giran
sobre un pie.
Abejaruco.
En tus árboles oscuros.
Dolor de sien oprimida
con guirnalda de minutos.
¿Y tu silencio? Los tres
borrachos cantan desnudos.
Pespunte de seda virgen
tu canción.
Abejaruco.
Uco uco uco uco.
Abejaruco.

Es un ave migradora. Está presente en España en época estival, desde finales de marzo y hasta finales de septiembre.

No está presente en alta montaña por encima de los 1.500 m .

Existen teorías de que es una especie de origen tropical debido sobre todo a la variedad de colorido, puesto que las aves de las zonas templadas presentan coloraciones más discretas adaptadas a una función de camuflaje, con algunas excepciones como el martín pescador, la urraca o la oropéndola.


Esto habría sido posible gracias a su facilidad para colonizar nuevos territorios como cortes en el terreno de vías ferroviarias, carreteras, autovías, etc.

Vive en zonas abiertas: cultivos, pastizales, con vegetación dispersa; que tengan cortados en las que pueda anidar

El viejo presumido
EDWARD LEAR

Un viejo con barba y presumido
decía:




"Lo que me había temido:
un gracioso abejaruco,
dos alondras y un cuco,
en mi barba han hecho su nido,"



Es un ave gregaria y sociable. Suele posarse a descansar en los cables de tendido eléctrico, casi nunca en el suelo. Posee un vuelo acrobático, con aleteos rápidos y planeos.

En el mes de abril los abejarucos, cazadores africanos, han regresado ya de sus cuarteles de invierno.

Una nube de aves de brillante colorido sobrevuela entonces el talud, donde han excavado largos túneles que conducen a los nidos.

Muy bellos posados, los abejarucos son admirables en vuelo.
.
Esta especie no es muy madrugadora y parece complacerse en retardar sus actividades diurnas, posada en comunidad en las copas de grandes árboles.





Durante las horas cálidas del día, los insectos voladores les pagan un fuerte tributo, sobre todo en pleno verano, cuando son muchas las bocas que hay que alimentar.

Por sus actitudes y sus juegos aéreos, los abejarucos podrían parecernos indolentes, pero en realidad son padres excelentes y muy delicados.

Cuando no encuentran un talud arenoso, pueden excavar el túnel en terreno horizontal siempre que sea blando; en este caso, la longitud que alcanza aquél es menor que en la pared.
.

Malestar y noche
Transmundo

Abejaruco.
En tus árboles oscuros.
Noche de cielo balbuciente
y aire tartamudo.

Tres borrachos eternizan
sus gestos de vino y luto.
Los astros de plomo giran
sobre un pie.

Abejaruco.
En tus árboles oscuros.

Dolor de sien oprimida
con guirnalda de minutos.
¿Y tu silencio? Los tres
borrachos cantan desnudos.
Pespunte de seda virgen
tu canción.

Abejaruco.
Uco uco uco uco.
Abejaruco.

Se citan casos de nidos de esta especie en los que se produce una ceba comunal; varias parejas alimentan al mismo tiempo los pollos de un túnel.

Nidifica en los taludes del curso medio de los ríos y muy comúnmente en los taludes y terraplenes de las carreteras. La pareja en común excavan el túnel que puede llegar hasta 2 m de profundidad en terraplenes terrosos blandos. Este túnel desemboca en una cámara donde se encuentra el nido.





El tubo es siempre recto y permite la visión del exterior desde la cámara. Está situado normalmente en paredes arcillosas verticales, pero también pueden encontrarse colonias en suelos planos o sólo ligeramente inclinados.

El nido consiste únicamente en la cámara vacía, sin otro material de construcción o forrado.

Los excrementos de los polluelos no son evacuados, por lo que después del uso de varios años el nido se convierte en un montón pestilente de restos indigeribles de insectos.





La parte de la punta del pico que se le desgasta al abejaruco durante los trabajos de excavación vuelve a crecer posteriormente.

Los machos entran en celo en la primera mitad de mayo, empezando entonces a cortejar a la hembra llevándole insectos. La puesta empieza a mediados de mayo. Tras una incubación que dura de 20 a 22 días, se abren los huevos.

Aproximadamente a las tres semanas los jóvenes ya se apostan a la entrada del agujero para explorar el mundo exterior. Con unas cuatro semanas de vida emprenden el vuelo.


La romería del amor
José María Gabriel y Galán

El campo abrió sus pomas,
y en las alas del céfiro movido,
subieron y bajaron de las lomas
y entraron por las puertas del sentido
riquísimos aromas
de ya agostada manzanilla enana,
rosillas de gavanzos,
toronjil, hierbabuena y mejorana,
madreselva, poleos y mastranzos...

Innominada pajarita albina
entonó su cantata vespertina
posada en los pimpollos del saúco,
arrulló la paloma montesina,
chilló el abejaruco
clavado en la berruga de la encina,
la atmósfera caliente saturaron
de frescas humedades las riberas,
las mieses ondearon,
gimieron las choperas...
y todo el gran paisaje
teñido del misterio de la hora,
moviendo el verde mar de su follaje,
inició la canción susurradora
que canta por las tardes su oleaje.


Ocupa la mayoría de hábitats con presencia de taludes arenosos, cortados de yeso, vegas fluviales, barrancos, canteras, márgenes de carreteras, etc.
.
Se encuentra en todo tipo de áreas abiertas como campos de cultivo, matorrales, dehesas o estepas con sustrato suficientemente blando para la construcción de nidos, y sólo está ausente de las zonas estrictamente forestales y algunas zonas húmedas.

Se alimenta de insectos voladores que captura en el aire. Resulta frecuente la observación de pequeños grupos posados en cables, desde donde localizan sus presas. Fácil de detectar bandos en migración, sobre todo a finales de verano. Se distribuye ampliamente por toda la comunidad de Castilla y León, viéndose con frecuencia por la Alcarria y siendo menos numerosa en la Cordillera Cantábrica.

Cría en todas las provincias con máximas densidades a nivel nacional en olivares de la Sierra de Gredos (Ávila) y altas densidades también en Salamanca. Su población reproductora posiblemente superior a las 12.000 parejas. Llega a partir de abril, con migración otoñal muy acentuada en agosto y septiembre. En esta época muy frecuente y ampliamente extendida. En los últimos años progresiva expansión numérica y areal en España, contrastando con la regresión detectada en otros países europeos, como Portugal.


nota:

 las fotografías de los abejarucos de este apartado son propiedad de Mariano Fernández, por lo que si a alguien le interesan deben dirigirse a la web http://www.marianofernandez.es/abejaruco.htm donde están completas y firmadas por su autor. (email de Mariano Fernández: marjfer@gmail.com)