publicidad

el Tajo, reposando en mi Alcarria

Cuando el Tajo se introduce en nuestra región alcarreña sorprende a quien lo contempla.


Su entrada en Castilla-La Mancha la hace a través del Parque Natural del Alto Tajo.

Desde la Sierra de Albarracín en los Montes Universales, en tierras de Teruel, hasta el estuario del Mar de la Paja en Lisboa, el Tajo se convierte no sólo en un río de más de novecientos kilómetros, sino en un trazado fluvial determinante para la vida de los pueblos y ciudades que gozan de su presencia.

El río Tajo discurre desde la Sierra de Albarracín (Teruel), donde tiene su nacimiento, entre las provincias españolas de Cuenca y Teruel, como hemos visto en el artículo del "nacimiento" hasta el estuario del Mar de la Paja junto a Lisboa, en Portugal.
Tiene una longitud de 910 kilómetros. Su cuenca está encajada entre la Cordillera Central, al norte; los Montes de Toledo y la Sierra de Montasánchez al sur y las Montañas Ibéricas (Serranía de Cuenca), al este.
En relación con otras cuencas fluviales, limita al norte con las del Ebro y Duero; al sur con la del Guadiana y al este con las del Ebro y el Júcar.

Los ríos Erjas y Sever fijan en el Tajo nuestra frontera con Portugal.
Casi tres cuartas parte del recorrido del Tajo transcurren por España, y el resto, el tramo más caudaloso, lo lleva a cabo por Portugal.
El itinerario fluvial del Tajo es el más largo de todos los trazados de los ríos de la Península Ibérica.Dentro del ámbito territorial, el Tajo se extiende por cinco comunidades autónomas, e influye en un total de 11 provincias.
Es el río más caudaloso de la submeseta Sur. En la cabecera y curso alto, tramo que se concreta desde el nacimiento hasta el nudo de Entrepeñas, en Sacedón (Guadalajara), es desde donde parte el trasvase Tajo-Segura.
Según aumenta el río disminuyen los cañones montañosos y aumenta su caudal. La gran cuenca sedimentaria por la que discurre el Tajo se formó originalmente durante el Peleógeno al retirarse el mar de Tethys, precursor del Mediterráneo, que en aquella época alcanzaba hasta el centro peninsular... por eso se le llamará todavía "Mar de Castilla" a su embalse de Entrepeñas.
La entrada del río a tierras de Castilla-La Mancha sorprende a quien lo contempla. La cuenca queda atrapada entre tres provincias: Teruel, Guadalajara y Cuenca. El río gana terreno entre la Serranía de Molina y la de Tremedal, límite de la provincia de Cuenca, hasta integrarse en las tierras de La Alcarria por el mítico Peralejos de las Truchas, puerta de entrada al Parque Natural del Alto Tajo, donde hace décadas trabajaban los “gancheros”, que transportaban troncos de madera hasta Aranjuez.

Tras finalizar en Carrascosa del Campo en el área comprendida por el Parque Natural del Alto Tajo, continúa su itinerario por la deshabitada comarca de La Alcarria, alternando rápidos tramos rectos con tranquilos meandros.
Pasa por el Hundido de Armallones y más tarde por Trillo, enmarcado a lo lejos por las gemelas tetas de Viana. Discurre por la localidad de Trillo y aguas abajo llega a la presa de Entrepeñas, donde se ensanchan sus aguas.


Nada más salir de los 28 kilómetros de longitud de dicho embalse y tras cruzar la boca del Infierno, se alimenta el Tajo gracias a los colectores del Bolarque, de las aguas del río Guadiela que anteriormente había formado el gran embalse de Buendía.


Las rocas permeables de la Sierra de Altomira, constituyen la unidad acuífera 19, conocida como las calizas de Altomira, a través de las cuales se comunican las aguas del Tajo y del Guadiela. El río Tajo, al cruzar la provincia de Guadalajara, asume una importante función al ser el principal recurso energético de muchas localidades.


Estas tres presas, constituyen uno de los mayores proyectos de regulación hidrológica de España, al que en los años cincuenta se denominó Mar de Castilla, ya que el de Buendía con 1.639 hectómetros cúbicos, y el embalse de Entrepeñas con 803 hectómetros cúbicos, ocupan el segundo y quinto lugar de todos los embalses que abastecen al Tajo.

Desde aquí es desde donde parte el trasvase Tajo-Segura.El Tajo gana terreno en la Serranía de Molina y en la de Tremedal, justo en el límite de la provincia de Cuenca.

El río se introduce al Parque Natural del Alto Tajo por la conocida localidad de Peralejos de las Truchas.
A continuación el Tajo inaugura su tramo medio, dirigiéndose por la baja Alcarria hacia el suroeste, siendo aprovechado de nuevo por la central nuclear de Zorita.
Superado el embalse de Almoguera, el Tajo salva los acantilados de Colmenar de Oreja y se introduce por la Comunidad de Madrid.